Donde dice que la cabeza es Cristo?

De acuerdo a las Escrituras, Cristo es la √ļnica cabeza de la iglesia y los seres humanos miembros de la iglesia de Cristo (hombres y mujeres) forman colectivamente el cuerpo de Cristo (Ef. 1:22-23; 5:23; Col. 1:18; 2:19; cf.

¬ŅDonde dice que Dios es la cabeza de Cristo?

3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la acabeza de la mujer, y Dios, la bcabeza de Cristo.

¬ŅQu√© dice Romanos 12 4 5?

4 Porque de la manera que en un solo cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5 así nosotros, siendo muchos, somos aun solo bcuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

¬ŅQu√© dice 2 Corintios 11 14?

14 Y no es de extra√Īar, porque el mismo aSatan√°s se hace pasar por b√°ngel de luz. 15 As√≠ que, no es extra√Īo si tambi√©n sus ministros se hacen pasar por ministros de rectitud, cuyo afin ser√° conforme a sus obras.

¬ŅQu√© dice en Mateo 16 18?

18 Mas yo tambi√©n te digo que t√ļ eres Pedro, y sobre esta aroca edificar√© mi biglesia, y las cpuertas del infierno no prevalecer√°n contra ella.

¬ŅQu√© dice Efesios 4 15?

15 sino que, hablando la verdad en amor, crezcamos en todas las cosas en aquel que es la acabeza, a saber, Cristo; 16 de quien, todo el cuerpo, bien ajustado y ligado entre s√≠ por todas las coyunturas que lo sustentan, seg√ļn la funci√≥n adecuada de cada miembro, crece, edific√°ndose en amor.

¬ŅQu√© dice Santiago 4 8?

8 aAcercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, blimpiad vuestras manos; y vosotros, los de doble ánimo, cpurificad vuestros corazones. 9 aAfligíos, y lamentad y bllorad. ¡Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza!

¬ŅQu√© dice Efesios 2 19?

Somos salvos por gracia mediante la fe ‚ÄĒ La sangre de Cristo salva por igual al jud√≠o y al gentil ‚ÄĒ La Iglesia est√° edificada sobre el fundamento de ap√≥stoles y profetas.

ES IMPORTANTE:  Qu√© hay que hacer para ser profesor de religi√≥n?

¬ŅQu√© dice G√°latas 5 16?

16 Digo pues: aAndad en el Espíritu, y no satisfagáis los bdeseos de la carne. 17 Porque el adeseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisierais. 18 Pero si sois aguiados por el Espíritu, no estáis bajo la bley.

¬ŅQu√© dice 1 de Pedro 3 8?

8 Y finalmente, sed todos de aun mismo sentir, bcompasivos, camándoos dfraternalmente, emisericordiosos, famigables; 9 no adevolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bbendición.

¬ŅQu√© dice Efesios 5 25 al 27?

27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28 Así también los maridos deben amar a sus esposas como a sus mismos cuerpos. El que ama a su aesposa, a sí mismo se ama.

¬ŅQu√© dice Juan 16 13?

13 Pero cuando venga el aEspíritu de verdad, él os bguiará a toda la cverdad; porque no hablará por sí mismo, sino que hablará todo lo que oiga y os dhará saber las cosas que han de venir.

¬ŅQu√© dice Juan 8 44?

44 Vosotros sois de vuestro padre el adiablo, y los deseos de vuestro padre quer√©is hacer. √Čl ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en √©l. Cuando habla mentira, de s√≠ mismo habla, porque es bmentiroso y padre de la mentira.

¬ŅQu√© dice Juan 17 21?

21 para que todos sean auno, como t√ļ, oh Padre, en m√≠, y yo en ti, que tambi√©n ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que t√ļ me enviaste. 22 Y la gloria que me diste les he dado, para que sean uno, as√≠ como nosotros somos uno.

¬ŅQu√© dice Juan 1 42?

42 Y le trajo a Jes√ļs. Y mir√°ndole Jes√ļs, dijo: T√ļ eres Sim√≥n hijo de Jon√°s; t√ļ ser√°s llamado aCefas (que quiere decir piedra). 43 Al d√≠a siguiente, quiso Jes√ļs ir a Galilea, y hall√≥ a aFelipe y le dijo: S√≠gueme. 44 Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andr√©s y de Pedro.

¬ŅQu√© dice Lucas 9 23?

23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su acruz cada día y sígame. 24 aPorque todo el que quiera salvar su vida, la bperderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, este la salvará.

¬ŅQu√© dice Romanos 6 12?

12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, no sea que le obedezcáis en sus aconcupiscencias; 13 ni tampoco apresentéis vuestros miembros al pecado como binstrumentos de iniquidad; antes bien, cpresentaos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de djusticia.

ES IMPORTANTE:  Cu√°ntos a√Īos pasaron de Daniel a Jes√ļs?

¬ŅQu√© dice Romanos 5 10?

10 Porque si siendo enemigos, fuimos areconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho m√°s, estando ya reconciliados, seremos bsalvos por su vida.

¬ŅQu√© dice Isa√≠as 55 6 y 7?

6 aBuscad a Jehová mientras puede ser hallado; llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el malvado su camino y el hombre inicuo sus pensamientos; y avuélvase a Jehová, quien tendrá de él bmisericordia, y al Dios nuestro, quien será amplio en perdonar.

¬ŅQu√© dice Romanos 8 15?

15 Porque no habéis recibido el espíritu de aservidumbre para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 Porque el Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos ahijos de Dios.

¬ŅQu√© dice G√°latas 3 26?

26 porque todos sois ahijos de Dios por la bfe en Cristo Jes√ļs. 27 Pues todos los que hab√©is sido abautizados en Cristo, de Cristo est√°is revestidos. 28 Ya no hay jud√≠o, ni agriego; no hay esclavo, ni libre; no hay var√≥n, ni mujer; porque todos vosotros sois buno en Cristo Jes√ļs.

¬ŅQu√© dice Hebreos 4 16?

16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la agracia, para alcanzar misericordia, y hallar gracia para el oportuno socorro.

¬ŅQu√© dice Romanos 7 15?

15 aPorque lo que hago, no lo entiendo, ni hago lo que quiero; antes bien, lo que aborrezco, eso hago. 16 Y si hago lo que no quiero, apruebo que la ley es buena. 17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.

¬ŅQu√© dice Efesios 2 3?

“No podemos ganarnos el cielo por nosotros mismos; las exigencias de la justicia se interponen como una barrera que nos es imposible superar. “Pero no todo está perdido; “la gracia de Dios es nuestra gran y sempiterna esperanza.

¬ŅQu√© dice Juan 14 26?

26 Mas el Consolador, el aEsp√≠ritu Santo, a quien el Padre enviar√° en mi nombre, √©l os ense√Īar√° todas las cosas, y os recordar√° todo lo que os he dicho.

¬ŅQu√© dice Romanos 14 9?

9 Porque Cristo para esto muri√≥, y resucit√≥ y volvi√≥ a vivir, para ser aSe√Īor tanto de los bmuertos como de los que viven. 10 Pero t√ļ, ¬Ņpor qu√© juzgas a tu hermano? O t√ļ tambi√©n, ¬Ņpor qu√© menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el atribunal de Cristo.

¬ŅQu√© dice Hebreos 2 18?

18 Pues por cuanto él mismo padeció siendo atentado, es poderoso para bsocorrer a los que son tentados.

¬ŅQu√© dice G√°latas 6 2?

2 Sobrellevad los unos las acargas de los otros, y cumplid as√≠ la ley de Cristo. 3 Porque el que cree ser algo, no siendo nada, a s√≠ mismo se enga√Īa. 4 As√≠ que, cada uno examine su propia obra, y entonces tendr√° motivo de gloriarse solo respecto de s√≠ mismo, y no respecto de otro.

ES IMPORTANTE:  Por qu√© surgieron las iglesias protestantes en el siglo XVL?

¬ŅQu√© dice Efesios 5 18?

Efesios 5:18 No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.

¬ŅQu√© dice Mateo 3 11?

11 aYo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento, pero bel que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará con el cEspíritu Santo y con fuego.

¬ŅQu√© dice G√°latas 4 6?

6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! 7 Así que ya no eres más esclavo, sino ahijo, y si hijo, también bheredero de Dios por medio de Cristo.

¬ŅQu√© dice Proverbios 12 22?

22 Los labios amentirosos son abominaci√≥n a Jehov√°,pero los que bact√ļan con verdad son su deleite.

¬ŅQu√© dice Mateo 5 37?

37 Mas sea vuestro hablar: Sí, sí, o No, no, porque lo que es más de esto, del amal procede. 38 Oísteis que fue dicho: aOjo por ojo, y diente por diente.

¬ŅQu√© dice Isa√≠as 59 2?

2 pero vuestras iniquidades han ahecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados bhan hecho ocultar su rostro de vosotros para no coíros. 3 Porque vuestras manos están contaminadas de sangre y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, y habla maldad vuestra lengua.

¬ŅQu√© dice Mateo 4 18?

18 Y andando Jes√ļs junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, a Sim√≥n, que es llamado Pedro, y a Andr√©s, su hermano, que echaban la red en el mar, porque eran pescadores. 19 Y les dijo: aVenid en pos de m√≠, y os har√© pescadores de hombres. 20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, ale siguieron.

¬ŅQu√© dice Lucas 22 31?

31 Dijo tambi√©n el Se√Īor: Sim√≥n, Sim√≥n, he aqu√≠ aSatan√°s os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y t√ļ, una vez avuelto, bfortalece a tus hermanos. 33 Y √©l le dijo: Se√Īor, adispuesto estoy a ir contigo aun a la c√°rcel y a la muerte.

¬ŅQu√© dice Marcos 10 14?

14 Y vi√©ndolo Jes√ļs, se indign√≥ y les dijo: Dejad a los ani√Īos venir a m√≠ y no se lo impid√°is, porque de los tales es el reino de Dios.

¬ŅQu√© dice Mateo 5 16?

16 Así alumbre vuestra aluz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas bobras y cglorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

¬ŅQu√© dice Efesios 5 25?

Se exhorta a los santos a evitar el pecado y a andar rectamente ‚ÄĒ Marido y mujer deben amarse el uno al otro.

¬ŅQu√© dice Colosenses 2 19?

19 y no asiéndose de la aCabeza, de la cual todo el cuerpo, alimentado y unido por las ligaduras y coyunturas, crece con el crecimiento que da Dios.

¬ŅQu√© dice Efesios 1 22?

22 Y sometió atodas las cosas debajo de sus pies, y lo dio por bcabeza sobre todas las cosas a la ciglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Rate article
El catolicismo en el mundo moderno